Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Reserva Ahora
+
Fecha
Habitaciones
Adultos:
Niños:
2 Habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Home > Turismo

Turismo
Murdeira Village Resort

El archipiélago de Cabo Verde es un destino en tendencia que destaca por su agradable clima durante todo el año. En la Ilha do Sal siempre parece verano, y esto hace que cada vez más turistas se decidan a descubrir este paraíso tropical en el que se intercalan playas con zonas naturales de gran belleza. Además, el carácter de sus gentes, abierto y acogedor, ha impulsado una cultura alegre y animada donde turistas y locales se mezclan para sacar el máximo provecho a los encantos de la isla.

Playa, sol, relax, actividades al aire libre, gastronomía, naturaleza y diversión se conjugan en la Ilha do Sal, donde la oferta de ocio es cada vez mayor.

Desde la mayoría de países europeos, Cabo Verde está a tan solo unas horas de vuelo, por lo que resulta un destino ideal para una escapada paradisíaca en pareja, entre amigos, en familia o incluso en solitario.

Playas y deportes acuáticos

De las 10 islas que componen Cabo Verde, la Ilha do Sal destaca por sus paradisíacas playas y los numerosos deportes acuáticos que se pueden practicar en ella.

La isla emerge tímidamente sobre el océano Atlántico, con un relieve suave que cede el protagonismo al mar. Esto ha motivado el carácter pesquero de la zona, donde se capturan a diario excelentes peces de gran calidad, y la práctica de todo tipo de deportes acuáticos.

En las playas de la Ilha do Sal se dan las condiciones perfectas para practicar surf, windsurf, buceo, pesca o paseos en barco.

Los amantes del buceo encontrarán en Cabo Verde una gran variedad de fauna submarina, como atunes, peces espada, langostas, anguilas, morenas, tortugas e incluso tiburones. Además, en las aguas que rodean las islas hay restos de barcos hundidos, como el de Santo Antão, de fácil acceso desde la Ilha do Sal.

Gastronomía

La gastronomía de Cabo Verde, al igual que su cultura, está orientada al mar. Así, se pueden degustar excelentes langostas al rojo vivo y manjares como el caldo de pescado.

Pero la cocina caboverdiana es también un reflejo de su historia, mezclando influencias portuguesas con recetas africanas y productos originarios de América. De este modo, se crean platos exóticos y llenos de sabor, como los llamados “pasteles con diablo dentro”, unas suculentas empanadillas de atún fresco, cebolla y tomates. 

Tampoco puedes irte sin probar la cachupa, a base de frijoles, carne de cerdo, maíz y vegetales, o las bananas enrolladas.

Entre las bebidas, destacan las conocidas caipiriñas y el grog, un típico aguardiente de caña.

¿Qué visitar?

La Ilha do Sal ofrece distintos puntos de interés y paisajes naturales sorprendentes, que merece la pena visitar.

Salinas de Pedra Lume: Están situadas en el cráter de un antiguo volcán. Es recomendable tomar un baño para beneficiarse de las propiedades relajantes y rejuvenecedoras de sus sales. Además, la sensación de flotación es increíble, ya que el agua es 26 veces más salada que la del mar.
También es interesante visitar la capital de la Ilha do Sal, Espargos, y el desierto de Terra Boa, donde se pueden experimentar espejismos.

Olho Azul: Es la zona de las piscinas naturales de aguas transparentes. Cuando la luz del sol se refleja en el agua, el azul es de una belleza extrema, al que debe su nombre.

Santa Maria: En este pueblo destaca el centro cultural y el mercado municipal. Su playa es la más conocida de todo el archipiélago y tiene excelentes condiciones para practicar windsurf, kitesurf, buceo y pesca deportiva.

Buracona: Es una fantástica piscina natural situada entre los restos de lava negra volcánica, sobresalientes al mar. Cerca hay otra piscina más subterránea a la que hay que acceder buceando a través de un agujero en el suelo.